Rejuvenece tu cara con esta mascarilla hecha en casa

Conoce esta receta de un rejuvenecimiento
facial casero y natural

La edad es implacable. Las arrugas llegan. Muchos desconocen que este fenómeno sucede porque se generan minúsculas roturas cutáneas aparecen cuando la piel pierde su elasticidad natural, esto porque las proteínas de colágeno y elastina se producen cada vez menos. El envejecimiento cutáneo es inevitable, puesto que está genéticamente programado.

Pero como te queremos ayudar, te dejamos la receta de una excelente y natural mascarilla para que realices en casa. Esta mezcla natural contiene tiene ingredientes pensados para piel muy resecas o de mayor edad. Seguro te serán fáciles de encontrar y además te permitirá relajarte mientras cuidas tu piel por unos minutos.

Ingredientes:

Rejuvenece tu cara con esta mascarilla casera

  • 1 cucharadita de aceite de almendras
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • La yema de un huevo
  • 1 cucharada de miel

Se mezcla una yema de huevo con una cucharadita de aceite de almendras. Después, se añade una cucharada sopera de miel y una cucharada sopera de jugo de limón. Todos estos ingredientes se mezclan bien hasta obtener una pasta homogénea y lisa.
Ahora debes aplicar la mascarilla sobre el rostro y dejar reposar durante 15 minutos. Al término de este tiempo se enjuaga con agua tibia.

El aceite de almendras es un excelente aceite para tu piel ya que es muy similar al natural y permite mezclar muy bien todos los ingredientes. La miel y la yema de huevo están llenas de nutrientes que estimularán la producción de cólageno, mientras que el limón te entregará sus propiedades aclarantes y vitamina C.

No olvides que el proceso de envejecimiento es natural y este tipo de recetas naturales para cuidar tu piel, acompañado de una dieta sana y el consumo adecuado de líquidos ayudarán a que tu piel pueda combatirlo de forma progresiva. ¡Tampoco olvides usar tu protector solar a diario! Protegerte de los rayos UV y UVB es vital para cuidar nuestra piel y evitar su envejecimiento prematuro.

Fuente: IMujer.