Los 5 beneficios que no conocías de las zanahorias

Las zanahorias, son quizás, una de las hortalizas más populares. Puedes comerlas crudas, ralladas, cocidas, en palitos, en un guiso, en sopa… ¡Tantas opciones! Y todas son muy sabrosas, pero si te contamos que además de disfrutar de su buen sabor le darás un montón de beneficios a tu cuerpo, seguro te darán más ganas de comerlas. Conoce acá 5 beneficios de las zanahorias que te sorprenderán.

  • Fortalece tus dientes y encías: Ingerir verduras crudas como la zanahoria mejora el riego sanguíneo bucal y evita que las bacterias se adhieran a los dientes. Además, el flúor, presente en alimentos como las zanahorias, espinacas o manzanas, es un mineral fundamental para mantener en buen estado el esmalte dental y evita la aparición de caries. ¡Ideal para tu salud bucal!
  • Mejora las uñas y el cabello: Las células madre de la zanahoria son ricas en betacaroteno, también llamado provitamina A, que en el organismo se transforma en retinol o vitamina A. Estos compuestos reparan las células dañadas por los efectos ambientales, y así fortalecen y revitalizan las uñas y el pelo. La vitamina A ayuda en la producción de sebo, beneficioso para el cuero cabelludo.
  • Estimulante del apetito: La zanahoria es ideal para los enfermos pues tiene la capacidad de mejorar el apetito. De hecho, se ha comprobado que es beneficiosa incluso en tratamientos para la depresión cuando hay una pérdida de las ganas de comer.
  • Restaura la energía: Rica en potasio y fósforo, es un excelente vigorizante para mentes cansadas y restauradora de nervios. Por lo mismo, ayuda a disminuir el cansancio.
  • Es buena para tu vista:  No es sólo un mito o algo que nos decían las abuelitas, los betacarotenos son unos poderosos protectores que evitan el envejecimiento prematuro. No nos darán la vista de un águila, pero sí protegerán nuestra retina y evitarán la aparición de cataratas. La ingesta diaria de zanahoria está especialmente recomendada en casos de pérdida de la agudeza visual y ceguera crepuscular (dificultad para ver por la noche o con poca luz). La OMS considera que la deficiencia de vitamina A es la causa más importante de ceguera infantil en los países en desarrollo.
Fuente: El País, 24 horas y Mejor con Salud.