El jengibre: una ayuda para bajar de peso

El jengibre te ayuda a bajar de peso
si lo usas de estas formas

Probablemente alguna vez has visto esta raíz. El jengibre es un ingrediente cada vez más popular, la mayoría de las personas lo asocia a un sabor algo picante pero no conoce todos sus beneficios. Que son varios, pero por esta vez nos queremos centrar en sus propiedades para ayudarte a bajar de peso.

Perder kilos es un tema complejo para muchas personas, pero también es importante evitar las dietas estrictas y automedicarse. Por eso queremos compartir con ustedes como el jengibre puede ayudarte con sus propiedades en este proceso, acompañado siempre de una dieta saludable y ejercicio regular.

El jengibre es nativo del suroriente asiático –India y China-, donde ha sido un componente de su dieta y valorado por sus propiedades aromáticas, culinarias y medicinales durante miles de años.

Esta raíz es una reconocida fuente de antioxidantes, fibra y otros nutrientes. Dentro de sus propiedades ayuda a mejorar la digestión, a mantener la flora intestinal en buen estado, a fortalecer el sistema inmune, a acelerar el metabolismo, a disminuir los niveles de colesterol malo (LDL), y a reducir las grasas del cuerpo. Además, aumenta la sensación de saciedad a través de sus efectos reguladores sobre el azúcar en la sangre y ayuda a depurar el organismo, eliminando líquidos retenidos y toxinas. Todas estas propiedades lo hacen ideal para complementar nuestra dieta, pero especialmente para alguien que desee perder peso.

jengibre para bajar de peso

¿Formas de consumirlo? La más clásica es realizar una infusión: para prepararlo, hierve un poco de agua, coloca jengibre fresco y deja reposar por cinco minutos. Si quieres, endúlzalo con miel y/o agrégale limón. Bébelo tibio o frío, por lo menos dos veces al día. Otra excelente idea es mezclarlo con té verde, además lo encontrarás muy sabroso.

Otras opciones son incluirlas en tus batidos o en tus comidas, ya que su aroma y sabor harán la diferencia. No olvides ir agregándolo primero en pequeñas cantidades para que conozcas su sabor e intensidad. Por ejemplo, en un salteado de verduras quedará perfecto.

No olvides consultar con tu médico o nutricionista si tienes alguna duda antes de integrar el jengibre a tu dieta, especialmente si tienes una condición médica diagnosticada o estás embarazada. ¡Así sacarás el mejor provecho de este alimento del modo más seguro!

Fuentes: La Bioguía, BBC Mundo, Mejor con Salud y Wikipedia.