Estos ingredientes te ayudarán a bajar tus niveles de colesterol

¡Alimentos para ayudarte a
disminuir los niveles de colesterol malo!

El colesterol es un tema delicado para muchos. Pero para ayudarte a bajar esos niveles de colesterol malo y sentirte un poco mejor hoy te dejamos con dos alimentos que serán grandes aliados en esta batalla. Juntos se potencian y te ayudarán a sentirte mucho mejor: la chia y la avena.

Disminuye los niveles de colesterol malo Por un lado, la chía contiene aceites esenciales Omega 3 y Omega 6. Además, previene de enfermedades cardiovasculares, reduciendo los niveles de colesterol “malo” en la sangre. ¿Más cosas? Pues también es antiinflamatoria y antioxidante. Los deportistas consumen mucha chía ya que regenera los tejidos desgastados, con lo cual también es recomendable para quienes sufren artritis.

Disminuye los niveles de colesterol malo La avena, por otro lado, es una gran fuente de proteínas, minerales y fibra. Contiene betaglucano, una fibra soluble que disminuye el colesterol “malo” y beneficia la salud cardiovascular. Consumirla regularmente contribuye a que los niveles de azúcar en sangre y triglicéridos se mantengan bajo control.

 

Pues sí, así como lees, ambos son alimentos muy poderosos y llenos de nutrientes. Además encontrarlos en tu supermercado o tienda más cercana no será difícil. Por eso unirlos a tu dieta es vital y de gran ayuda especialmente para ayudarte a bajar esos niveles de colesterol.

¿La mejor forma de consumirlos? Pues depende de tu gusto, pero quizás el modo más simple y que se volverá rápidamente en una rutina, es integrarlos a tu desayuno. Un tazón de avena y chia acompañado de leche o yogurt, además de algunas frutas será el puntapié perfecto para iniciar un día lleno de energía y haciendo que tu cuerpo reciba excelentes nutrientes. Otra buena forma es integrarlos a tus batidos o a distintas preparaciones de repostería.

Por supuesto, no olvides que la chía y la avena con sus poderosos nutrientes te ayudarán siempre y cuando seas cuidadoso con tu dieta y sigas los consejos de tu médico.

Fuente: La Bioguía.